6 fotos inéditas de la violencia en la UNAM, reveladas por su autor

Diego Uriarte, el periodista que documentó lo ocurrido en CU el 3 de septiembre, recreó con nosotros aquella tarde.
Carlos Tovar
Experience Maker
10.09.2018

SU PLAN ERA CUBRIR el mensaje del presidente Enrique Peña Nieto con motivo de su VI Informe de Gobierno, pero no se acreditó a tiempo. Tuvo que buscar otra opción.

En lugar de ir a Palacio Nacional, Diego se desplazó al Parque de la Bombilla, en San Ángel, para hacer fotos de la marcha de los estudiantes del CCH Azcapotzalco hacia la Rectoría de la UNAM.

Todo estaba dentro de la normalidad

La movilización fue pacífica y terminó rápido, por lo que sus cuatro compañeros fotógrafos se despidieron en cuanto los jóvenes leyeron el pliego petitorio. Nada importante podía ocurrir. Al menos eso era lo que creían ellos.

Diego fue el único que tuvo la extraña corazonada que le hizo esperar 10 minutos más en la explanada de Rectoría.Intuición periodística lo llaman algunos.

Transcurrido ese tiempo, Diego pensó en retirarse. De hecho, ya caminaba rumbo a la estación Doctor Gálvez del Metrobús. Pero no podía irse. El destino le tenía una misión. 

“Me sorprendió la brutalidad”

“Había hecho muchas coberturas, pero definitivamente ninguna como ésta”, me dice Diego Uriarte, de 33 años, el fotógrafo que captó las imágenes más impactantes de la emboscada de porros contra estudiantes, el lunes 3 de septiembre en la explanada de Rectoría.

“Me sorprende la brutalidad con la que los porros golpeaban a los estudiantes”, me cuenta Diego, quien se dedica a la fotografía desde los 19 años.

Diego aceptó una invitación de Periplo para caminar por Ciudad Universitaria y reconstruir los momentos más tensos que le tocó ver de cerca, más que cualquier otro medio de comunicación o periodista.


“Ver la violencia en un templo del saber es muy contrastante. Contrasta el entorno cultural, histórico, con la brutalidad.”

Diego Uriarte
Fotógrafo


Las escenas

La irrupción de los atacantes desde uno de los bajopuentes de Rectoría, la estampida de los ceceacheros, la golpiza a los que se quedaron rezagados, el acuchillamiento de Joel Meza, la proeza de Naomi para abrazar a su novio malherido y protegerlo de la saña de los porros, la permisividad del personal de seguridad de la UNAM… Uno a uno, Diego los fue rememorando.

“Ver la violencia en un templo del saber es muy contrastante. Contrasta el entorno cultural, histórico, con la brutalidad”, me platica Diego, cuyas fotos sirvieron a autoridades de seguridad e inteligencia para identificar a la turba que dejó cuatro jóvenes heridos, dos de ellos de gravedad.

“Eran escenas totalmente bizarras, no lo podría creer. Me recordaron imágenes en Atenco”, relata Diego en alusión a los enfrentamientos entre policías y ejidatarios de 2006 en el Estado de México.

Las fotos de la batalla campal en la explanada de Rectoría fueron tomadas “a la antigüita”, pues ese día la cámara de Diego se había descompuesto de la pantalla, por lo que no pudo ver de inmediato las imágenes que había recogido. Eso lo supo hasta que volvió a su casa.


“Estoy totalmente sorprendido, en ningún momento pensé que mis fotos iban a tener semejante resonancia.”

Diego Uriarte
Fotógrafo


Se viralizan las imágenes

Diego me platica que no pudo descargar las fotos en su computadora hasta la noche de ese día. Después de una revisión muy rápida, seleccionó 19 imágenes y las subió a su perfil de Facebook. Posteriormente se fue a cenar. Cuando volvió a encender su laptop, dos horas después, las fotos ya se habían viralizado, aparecían en decenas de medios digitales y se habían compartido miles de veces.

“Estoy totalmente sorprendido, en ningún momento pensé que mis fotos iban a tener semejante resonancia. Definitivamente no estaba preparado para el impacto que generarían estas imágenes”, confía.

Egresado de la Facultad de Artes y Diseño de la UNAM, Diego Uriarte ha sido contactado por medios internacionales como la BBC de Londres y el diario madrileño El País para preguntarle de dónde sacó el valor para meterse a la reyerta y obtener las mejores fotos del conflicto.

“Te dejas llevar, simplemente corres y te arriesgas”, contesta Diego cuando le pregunto cómo encuentra el equilibrio entre no arriesgar su integridad física, pero al mismo tiempo aproximarse lo más posible para lograr la imagen que busca.

Aquí te dejo lo mejor de sus palabras:

PERIPLO

Los testimonios

Tras el recorrido, Diego permitió a PERIPLO publicar 6 fotografías inéditas, en las que se observan más detalles de lo ocurrido el lunes 3 de septiembre en Ciudad Universitaria.

Aquí te las dejamos, para que saques tus propias conclusiones: 

1.- La amenaza

Violencia en CU

El Turko, con un arma blanca en la mano, amedrentó a estudiantes que habían huido hacia la explanada de la Biblioteca Central.

2.- El rostro

Violencia en CU
Uno de los agresores se acerca a El Turko para hacerlo retroceder, mientras éste porta en la mano derecha el puñal con el que amenazó a otros estudiantes. 

3.- La herida

Violencia en CU
Antes de que Noemí protegiera con su cuerpo a Joel, ambos caminaron por la lateral de Insurgentes, mientras él sangraba en el costado derecho. 

4.- La organización

Violencia en CU
Los agresores llegaron por uno de los bajopuentes que conecta a la zona de la explanada de la Torre de Rectoría con el Estadio Olímpico de CU. 

5.- La selfie

Violencia en CU
Orgullosos de lo que estaban haciendo, algunos no perdieron la oportunidad para tomarse fotos, que luego subieron a sus redes y sirvieron para identificarlos.

6.- El ataque

Violencia en CU
Piedras, tubos y armas blancas fueron usadas en el enfrentamiento. Diego Uriarte fue el único periodista que estuvo en el lugar para documentar los hechos. 
¿Ya nos sigues en Facebook? Ahora puedes periplear desde tu móvil y no perderte nada de nuestro contenido con estos sencillos pasos:
2 visitas hoy