fbpx

No temas a pecar y atrévete a comer carne roja en Cuaresma

0
Share

SEGURAMENTE TU RELIGIÓN hace que en esta temporada te prives de una carne asada, una hamburguesa o una deliciosa brocheta y cambies tu menú de viernes por uno que incluya pescados y mariscos.

En efecto, es tiempo de Cuaresma y seguramente tu bolsillo ha tenido que apegarse a este cambio para no pecar. ¿Habías escuchado que la Iglesia católica ya permite comer carne roja durante esta temporada?

En apoyo a la economía

En teoría, los religiosos ayudan a los fieles tanto como puedan y es justo esa ayuda la que involucra la de darnos ese permiso para ir libremente a McDonald’s o armar la parrillada con la familia o amigos durante las vacaciones de Semana Santa.

Pero para saber si esto es cierto, ¿quién mejor que las hermanas y sacerdotes para desmentir o corroborar la información?, no vaya a ser que lo creamos ciegamente y terminemos por condenar nuestra alma.

Aunque no hay ningún documento que estipule que puedes hacerlo, la decisión depende solamente de ti./FOTO: SHUTTERSTOCK

Hasta las puertas del convento

La hermana Miriam, quien forma parte del Convento de las Hermanas de Santa María, me explica qué es la Cuaresma y en qué consiste.

“Cuaresma es una representación o un recordatorio del símbolo bíblico que nos marcan las sagradas escrituras respecto a lo que son los 40 días que Jesús decide pasar en el desierto para prepararse. Es por ello que como Iglesia católica solemos tomar este tiempo exclusivo para estas meditaciones, esta preparación y esta conversión personal que nosotros los católicos tenemos para la vivencia de este tiempo.”

Ok, parece que no presté mucha atención a las clases de catecismo porque pensé que Cuaresma era sólo no comer carne los viernes y durante la Semana Mayor, sino que tiene que ver con una preparación espiritual de 40 días consecutivos en donde el dejar de comer taquitos de tripa no es todo.

“Es una invitación que también las sagradas escrituras nos hacen respecto a lo que es esta preparación. En el tiempo de Cuaresma se ubican tres elementos importantes:

  1. Limosna
  2. Oración
  3. Ayuno

“En cuanto al ayuno, es un tiempo especial que nos hace reflexionar respecto a la abstinencia de aquellas cosas que nos ocasionan placer y gusto, para también nosotros forjar y educar nuestro cuerpo (…) El objetivo esencial de la iglesia es forjar al ser humano, templarlo para el dominio, el control y la educación de nuestro cuerpo.”

Aplican restricciones

A pesar de que se establece que el ayuno es el despedirnos momentáneamente de la carne roja, resulta que para no caer desmayados por la falta de proteína, podemos consumir pollo o pescado; es decir, carne blanca. Esta es la razón:

“La carne roja es algo que nos encanta y que nos gusta y la carne blanca, por ejemplo el pescado, comúnmente no lo consumimos; una, por la economía, el dinero; y dos, es un alimento que no lo consumimos diariamente y en los hogares mexicanos, así seamos muy pobres, hay quienes la carne roja no les falta todos los días, ya sea de puerco o res, pero por ello es que se sugiere los mariscos o pollo.”

Para ahorrar

Luego de las clases intensivas de catecismo, lo que realmente falta por conocer es si en verdad ya podemos darnos unos de suadero sin temor a pecar, al tiempo de ahorrarnos unos pesos debido a que los vendedores de pescados y mariscos muchas veces abusan y duplican el precio de los productos.

Bíblicamente podemos encontrar que no es permitido el consumo de carnes rojas en este tiempo; sin embargo, el Papa Francisco ha manifestado que la ley por la ley no es justo vivirla, sino que son normas que se nos ponen para avanzar y fortalecernos en este temple de la fuerza de voluntad de nuestro cuerpo y el educarlo también.”

Si por alguna razón el sacerdote de tu comunidad te ha dicho que sí se puede y que esto en realidad no afecta, te tengo una noticia: el que comas o no carne roja depende más de ti que de lo que la Iglesia te imponga. Y no es que te lo diga solamente yo, sino que la hermana Miriam esto resalta:

“Hay cosas más importantes que tenemos que cuidar. Lo más importante es lo que hay en el corazón, más que la acción concreta; a veces no tenemos los recursos para apegarnos al menú de Cuaresma, otras veces puede que sea por negligencia… ahí dependerá de cada quién.”

Si eres una persona muy religiosa, pero las deudas y la quincena no te dejan comprarte mariscos por 40 días, que son los que dura la Cuaresma, no temas comer carne roja y creas que pasarás la eternidad en compañía de Belcebú, mejor rézate varios Rosarios y no pases hambre. 

Related Posts
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *