fbpx

En Tabasco, a los beneficiados de “Jóvenes construyendo el futuro” les piden que se mochen

0
Share

UNO DE LOS PROGRAMAS que ha impulsado el Gobierno de México, en específico la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) es Jóvenes Construyendo el Futuro, en donde aquellos chavos que tengan entre 18 y 29 años de edad, son beneficiados con $3 mil 600 pesos al mes que, durante un año, les ayudarán a capacitarse para que puedan trabajar.

No obstante, en Tabasco los que se han inscrito y que ya cuentan con el beneficio otorgado por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador se han quejado, pero no te alarmes que no es por el recurso, sino porque hay empresas que les han pedido que se mochen.

El colmo

De acuerdo a lo expuesto por el periódico El Heraldo de México, algunos beneficiaros de este programa se han topado con ciertas anomalías, ya que las empresas inscritas en capacitar a los jóvenes que no estudian o trabajan, les han pedido parte del dinero que ellos reciben.

Por ello es que en la entidad, se ha suspendido la vinculación entre la STPS y las empresas que han sido señaladas para evitar que aquellos inscritos al programa y los que están en lista de espera, sean víctimas de tal abuso.

Se ha denunciado que las empresas les pedían mil pesos de lo que recibían././FOTO: @JovConFuturo

A pesar de eso, sigue

Como estos casos fueron expuestos, se llegó a decir que el programa Jóvenes Construyendo el Futuro había quedado suspendido, lo que claro está, no fue bien recibido por la población que esperaba concluir el proceso de alta.

Pero no es que haya llegado a su fin, sino que el período de registro para 2019 ya había llegado a su fin, por lo que, aquellos que se quisieran inscribir, deberán hacerlo con la finalidad de concluir el registro en 2020 y así, dar inicio a un nuevo año fiscal.

¿Y los abusivos?

Bueno, como te lo adelanté, Carlos Merino, encargado de la coordinación en la entidad de los programas del Gobierno de México, expuso para el rotativo que existen entre 200 y 300 denuncias por parte de los jóvenes quienes aseguran, les piden parte del dinero que reciben.

Si es que no sabes cómo funciona el programa, las empresas se dan de alta como “tutores”. Ellos reciben becarios que aprenden lo que ahí se hace para que se abran camino en el ámbito laboral.

El dinero que reciben, los jóvenes pueden usarlo para transporte, para concluir estudios o hasta tomar algunos cursos que les permita estar mejor capacitados. Sin embargo, las empresas denunciadas llegaron a solicitarle a los becados  una cuota de mil pesos.

Y eso no es todo, pues en lugar de hacer lo que deberían, que es capacitar a los chavos, los mandan a realizar labores domésticas o como vendedores ambulantes.


Menos mal que las autoridades ya han intervenido para que se deje de abusar de los jóvenes que quieren aprender para así tener más y mejores oportunidades.

Related Posts
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *