La mudanza de AMLO costará algo más que cajas y cinta canela

Descentralizar el gobierno suena bien, pero ¿cuánto costaría? Date una vuelta por el cálculo que hicimos ¡y asústa
Avatar
Experience Maker
27.08.2018

ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR no congenia con Carlos Salinas de Gortari, pero actualmente está siguiendo sus pasos.

En 1985, tras la devastación causada por el terremoto, Salinas de Gortari, entonces Secretario de Programación y Presupuesto, lanzó un plan de descentralización de dependencias de gobierno.

Igual que López Obrador.

AMLO

Descentralizar el gobierno, una de sus prioridades.

El objetivo de Salinas era quitar presión demográfica a la Ciudad de México y, al mismo tiempo, crear polos de desarrollo en todo el país. Igual que hoy lo planea López Obrador.

Proyecto trunco

Sin embargo, lo que quizá ignora el actual Presidente Electo es que hace 32 años el proyecto quedó trunco porque resultó muy costoso.

En 1986, año en que se comenzó la mudanza del entonces Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (hoy Inegi) hacia la ciudad de Aguascalientes, el costo por persona trasladada fue de 6.7 millones de viejos pesos y se mudaron tres mil empleados.

Actualizada a 2018, esa cifra equivale a 644 mil 756 pesos, según la calculadora de inflación del Inegi, que permite medir la evolución del dinero a través del tiempo.

INEGI

El Inegi se encuentra hoy en Aguascalientes.

Presupuesto

Los estudios financieros realizados en 1986 por la Secretaría de Programación y Presupuesto (SPP, de la que dependía el Inegi) consideraban gastos por vivienda, acondicionamiento de oficinas, infraestructura y traslados.

Los 428 kilómetros de distancia entre Aguascalientes y la Ciudad de México son equiparables a los 356 que hay entre ésta y la ciudad de San Luis Potosí, a donde sería enviada la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, de acuerdo con el plan del tabasqueño.

En el supuesto de que el costo de traslado fuese el mismo de 1986 —si bien en la actualidad hay más infraestructura que hace 32 años, también es cierto que el costo de la vivienda se ha incrementado— la dependencia que en el futuro encabezará Javier Jiménez Espriú tendría que erogar 9 mil 859 millones de pesos para mover a sus 15 mil 292 empleados del sector central.


Cálculo

9 mil 859 millones de pesos costaría en total mover la SCT a San Luis Potosí.


La SEP, un reto mayor

Uno de los traslados que se avizora más complejo es el de la Secretaría de Educación Pública. Si bien la distancia con la ciudad de Puebla (105 kilómetros) es cuatro veces más corta que Aguascalientes, la SEP tiene una de las plantillas más robustas.

SEP

La Secretaría de Educación, en el Centro de la CDMX.

En el supuesto de que el traslado y la reinstalación por persona siga costando 644 mil 756 pesos, a la dependencia que encabezará Esteban Moctezuma Barragán le costará 43 mil 843 millones de pesos mover a sus 68 mil empleados del sector central, aunque habría que descontar al personal que se hace cargo de los servicios educativos en la Ciudad de México.


Mudanza

43 mil 843 millones de pesos costaría cambiar la SEP a Puebla, en caso de que el gasto fuera de 644 mil 756 pesos por empleado.


Análisis del caso Inegi

La selección de la ciudad de Aguascalientes como nueva sede del Inegi implicó un proceso de tres años en el que se sopesaron prioridades del desarrollo urbano nacional, respeto a los equilibrios regionales, análisis de capacidad de absorción, estudios sobre ciudades medias y consulta a gobiernos estatales.

Después de analizar la viabilidad de 19 ciudades se descartaron en una primera ronda 14: Monterrey y Guadalajara, por tener alta densidad demográfica; Toluca, Cuernavaca, Pachuca y Puebla, por la tendencia a la conurbación con la Ciudad de México; Mérida y Ciudad Juárez, por su lejanía; Veracruz, Mazatlán, Tampico, Guaymas, Manzanillo y La Paz, por tener más potencial para el turismo y el comercio.

Las ciudades finalistas para reubicar el Instituto que en aquel entonces dirigía Rogelio Montemayor Seguy fueron: San Luis Potosí, Guanajuato, Morelia, León y Aguascalientes, que presentaban ventajas por su moderada densidad poblacional, contaban con infraestructura urbana y de servicios, había mantos acuíferos para el suministro de agua potable, así como suficientes servicios educativos y de salud.


Sondeo

4 mil 442 trabajadores fueron encuestados por el Inegi para detectar la disponibilidad de cambio.


Consulta a empleados

Al final, Aguascalientes resultó elegida por su “alta prioridad” para el desarrollo urbano nacional, por su capacidad para hacer frente a demandas adicionales de vivienda, equipamiento urbano y servicios; por sus niveles de crecimiento por encima de la media nacional, su ubicación central en el país y la buena voluntad manifestada por el entonces gobernador Miguel Ángel Barberena Vega.

En su momento, el Inegi aplicó una encuesta entre 4 mil 442 trabajadores para conocer la disponibilidad para mudarse de entidad federativa, de los cuales mil 639 se manifestaron dispuestos a cambiarse, mil 372 se dijeron indispuestos y otros mil 431 tenían dudas.

Inegi

¿Ya nos sigues en Facebook? Ahora puedes periplear desde tu móvil y no perderte nada de nuestro contenido con estos sencillos pasos:
1 visitas hoy