fbpx

Las alitas y las papas del puestito pueden causarte cáncer ¡y hasta Alzheimer!

Fritos y deliciosos, así son los alimentos que nos dañan más allá de unos kilos extra.
Avatar
Experience Maker
03.09.2019
Tiempo aproximado de lectura: 1 minuto 10 segundos

NADIE LE DICE QUE NO a unas alitas picosas, o qué tal a unas deliciosas papas a la francesa con queso derretido… sí, la comida es deliciosa, sobre todo si antes pasó por la freidora.

Y, aunque ya sabemos del daño que le hace a nuestra talla comer este tipo de alimentos, la mayoría de las veces no basta con proponernos hacer más cardio para eliminar las calorías que acabamos de ingerir.

Va más allá de la barriga

Seguramente conoces a la perfección eso de que si comemos en exceso alimentos fritos, más que saciar nuestro apetito y/o antojo, estamos ganando peso. Pues lamento decirte que no es lo único que le hacemos a nuestro cuerpo por caer en la tentación de la súper promo de alitas.

Ok, si muy de vez en cuando caemos en la tentación no está taaaaaaan mal, pero piensa por un momento en todas las veces que a la semana ingieres alimentos fritos; ahora cuenta las veces que lo haces al mes y ponte a pensar en los años que llevamos con este tipo de alimentación. Sí, es duro.

La comida frita no sólo afecta nuestra talla, sino que al consumirlo constantemente hay riesgo de daño neuronal./FOTO: SHUTTERSTOCK

Hasta enfermedades neurodegenerativas

Como me urgía saber todo no sólo de los alimentos fritos, sino del aceite que empleamos al usar este tipo de cocción, me puse en contacto con la licenciada en Nutrición Mayra Bautista, quien me explicó más allá de las calorías que ingerimos, sobre el daño a nivel neuronal que estos alimentos ocasionan:

“De los principales riesgos que existen son el desarrollo de enfermedades como cáncer, Alzheimer, Párkinson y otras enfermedades neurodegenerativas, debido a que al someter el aceite a altas temperaturas, por mucho tiempo y en varias ocasiones, se degradan los ácidos grasos del aceite formando aldehídos tóxicos, que son volátiles y se adhieren a los alimentos fritos. Una vez en el organismo esos compuestos permanecen y como son muy reactivos reaccionan con proteínas, hormonas y enzimas de nuestro cuerpo, impidiendo un buen funcionamiento.”

No lo niegues, lo más seguro es que te hayas dado el gusto de una noche salir a dar una vuelta, te topaste con un puesto ambulante que vende donas, alitas, papas o plátanos fritos o cualquier otro alimento que seguro te hizo agua la boca, pero que antes pasó por la freidora.

-¿Realmente afecta el consumir aceite reutilizado de los puestos ambulantes?
-Esto afecta demasiado, ya que no sabemos con certeza la cantidad de veces que ya fue utilizado ese aceite. Muchas veces, se reutiliza hasta en unas 10 ocasiones y por ello su color cambia totalmente de amarillo a negro.

Y si lo de las enfermedades neurodegenerativas te parece un tanto descabellado, piensa en el colesterol que estás metiendo a tu organismo y que va directo a tu sangre, el cual terminará depositado en las arterias coronarias y eso es una de las principales causas de infartos. Claro, siempre y cuando no tomemos en cuenta el riesgo elevado de padecer obesidad.

Está en todas partes

Lo malo es que muchas veces solemos pensar que este tipo de problemática es exclusivo de los puestos ambulantes que nos ofrecen estos manjares. Lo malo es que, aunque vayamos al mejor restaurante de la ciudad, justo ese que presume cinco estrellas por tener un menú más exquisito, resulta que hasta ellos suelen utilizar aceite para freír las cosas en repetidas ocasiones y no, ahí nada podemos hacer más que medir la cantidad de comida frita que ingerimos.

El aceite que utilizamos para freír los alimentos suele desprender sustancias tóxicas que se adhieren a nuestro tejido adiposo./FOTO: SHUTTERSTOCK

¿Y es causa de cáncer?

Otra de las enfermedades que podemos desencadenar por el consumo frecuente de este tipo de alimentos fritos es el cáncer y, como no soy experta en la materia, nuestra nutrióloga nos explica cómo es que esto es una posibilidad:

“(Ocurre) debido a la formación de aldehídos tóxicos que se adhieren a los alimentos que consumimos. Esa grasa se adhiere al tejido adiposo. Además, toda esa grasa en exceso va directo a la sangre y, por ende, afecta a las arterias hasta que llega a las coronarias provocando infarto al miocardio o algunas enfermedades cerebro vasculares, porque al no fluir la sangre correctamente a través de las arterias no permite el paso ni de sangre ni de oxígeno al corazón y, por lo tanto, no llegará la sangre al cerebro. Obvio que es con un tiempo sostenido de este tipo de alimentación porque tampoco es que hoy me comí unas papas y mañana me va a dar un infarto, pero sí influye el estilo de vida.”

El riesgo incluso está en casa

El hecho de adquirir este tipo de alimentos en la calle no hace que el consumir alimentos fritos en casa quede exento y ya te explico el porqué.

Suponiendo que esta semana (e incluso todo el año) te propusiste comer mejor, pero se te antoja mucho una milanesa o cualquier carne o verdura que necesite freírse para tener mejor sabor. Como escuchamos que el aceite de oliva extra virgen es buenísimo y menos dañino, entonces optamos por cambiar la mantequilla o el aceite de maíz o canola por éste. No, no es una buena idea, pues en palabras de nuestra experta este aceite es sólo para las vinagretas o para las ensaladas.

“El aceite de oliva es muy inestable y usarlo para cocinar es un grave error. La única forma de utilizarlo es en fresco, jamás someterlo al calor, pues cambiará su composición química y ocasionará este tipo de tóxicos que nos dañan”.

Freír utilizando aceite de oliva es uno de los errores más comunes que cometemos en la cocina./FOTO: SHUTTERSTOCK

Otro de los errores que cometemos con frecuencia es el de usar el mismo sartén y el mismo aceite para freír varios alimentos sólo porque preferimos evitar la pereza de tener varios trastes que lavar o sentimos feo por desperdiciar el aceite que ya tienes en la sartén, lo mejor es que te aguantes y evites darle una segunda oportunidad al freír un alimento donde ya habías cocinado anteriormente.

“A lo mejor hicimos en casa papas a la francesa y ahora queremos un huevo estrellado, entonces el mismo sartén y el mismo aceite que usé para mis papas lo voy a utilizar, pues en este tipo de casos lo recomendable es utilizarlo una sola vez.” 

Hago ejercicio, no me va a pasar

Si eres de las personas súper fit y por ello sueles darte este tipo de gustitos con frecuencia, lamento romper tu burbuja e informarte que más tiempo en la caminadora no significa que se reduzca el riesgo.

“El ejercicio nos ayuda a que tengamos una mejor y mayor capacidad cardiopulmonar,  o que nuestro paso de oxígeno a través de la arterias sea mucho mejor, pero los compuestos que se adhieren al alimento no tienen tanto que ver con la carga de oxígeno que entra y sale, es decir, no se minimiza la cantidad de grasa y compuestos tóxicos que entran al cuerpo”.

Y si no podemos dejarlos…

Como la comida frita es lo mejor que le pudo pasar a nuestro paladar, pero no es bueno para nuestra salud, entonces te dejo estos consejos de parte de nuestra experta para que nos demos ciertos gustos sin hacernos daño de más.

  1. Procura que los alimentos fritos que consumes sean siempre cocinados en casa.
  2. Asegúrate de utilizar aceite totalmente limpio, es decir, que sea usado por primera y única vez.
  3. Utiliza aceite de coco, al ser termoestable soportará altas temperaturas sin cambiar su composición química.
  4. Busca un equilibrio entre los alimentos fritos y los saludables, como verduras al vapor.
  5. Opta por alimentos horneados en lugar de fritos.
  6. Si tienes freidoras que funcionan con aire, es mucho mejor que usarlas con aceite.
“Comer alimentos fritos, empanizados o capeados es muy rico, pero lo que los echa a perder no es el extra que le pongamos, sino la cantidad de aceite que lleva, por ello lo mejor es buscar un equilibrio saludable. Sí está bien comerlos, pero tampoco cada semana, la frecuencia es muy importante”.

Si quieres una cita con nuestra experta o, mejor aún, checar en sus redes sociales algunas recetas saludables, entonces te dejo sus datos de contacto:

L.N Mayra Bautista
Ced. Prof. 10221383
Cel. 5959576452
e-mail: [email protected]

Instagram

Consultas presenciales y online

¿Ya te mentalizaste para comer mejor?

¿Ya nos sigues en Facebook? Ahora puedes periplear desde tu móvil y no perderte nada de nuestro contenido con estos sencillos pasos:
1 visitas hoy