Tesoros de México que desafortunadamente se encuentran en otros países

Los tributos y saqueos hicieron que estos tesoros de México terminaran en el extranjero.
Ricardo Legorreta
Experience Maker
13.03.2019
Tiempo aproximado de lectura: 1 minuto 58 segundos

LA HISTORIA DE MÉXICO es muy rica y si algo nos caracteriza es justamente nuestra cultura, que en muchos casos no sabemos apreciar, y más si varias pertenencias del país ya no se encuentran en la nación, tal es el caso de algunos tesoros de México que están en el extranjero.

Piezas, joyas, documentos y archivos que son parte de nuestra historia, hoy se encuentran en museos de otros países y para conocer de algunos tesoros relevantes, platiqué con el doctor José Manuel Villalpando, famoso historiador y conductor del programa de radio La historia que quiero vivir.

El Penacho de Moctezuma

El doctor Villalpando menciona que el Penacho de Moctezuma es el más importante y de fama internacional. Es una pieza prehispánica de origen náhuatl o mexica y actualmente se encuentra en el Museo de Etnología de Viena, en Austria.

Muchos piensan que fue robado del país, pero en realidad fue un obsequio que se hizo al emperador Carlos V de España y que a su vez lo llevó a Viena porque formaba parte de su imperio. Su historia es mítica, ya que no se ha comprobado que realmente le perteneciera a Moctezuma.

El penacho de Moctezuma se considera una pieza de arte y está fabricado con plumas de quetzal./FOTO: WELTMUSEUM WIEN

Códice Mendocino

Este es un documento fundamental para la historia prehispánica mexicana. Lo mandó a elaborar el primer virrey de la Nueva España, Antonio de Mendoza, y en él se narra la historia de Tenochtitlan, la vida de un azteca común y contiene una tira de tributos.

Este códice se le envió a Carlos V, pero en el trayecto el barco fue asaltado por piratas ingleses terminando en Inglaterra y se le obsequió a la Reina Isabel primera y ella dispuso que se conservara en el Museo Británico en Londres.

Los ingleses permitieron que se reproduzca el Código Mendocino para que conozcamos su historia./FOTO: INAH

Joyas arqueológicas

El saqueo de piezas arqueológicas fue muy redituable fundamentalmente en la primera mitad del siglo XIX. Las antigüedades prehispánicas que están en el Louvre, en París, fueron obtenidas por medio del saqueo, un saqueo aventurero, me comentó el doctor Villalpando.

Entre 1826 y 1832  hubo visitas de personajes franceses a Palenque, de donde se extrajeron piedras con grabados y glifos mayas y se vendieron a traficantes hasta llegar a París.

En estos saqueos las autoridades mexicanas tuvieron mucho que ver para que las piezas salieran del país./FOTO: SHUTTERSTOCK

Códice Aubin

Los saqueos y corrupción también llegaron a la Iglesia y fue un fraile franciscano que estaba a cargo de la biblioteca del Convento de San Francisco, quien vendió el Códice Aubin que habla de la herbolaria medicinal azteca.

Este códice se encuentra actualmente en la Biblioteca Nacional de Francia, pero desde los años 90 se logró un convenio con el gobierno francés para que viaje cada dos años a México.

Este códice es muy importante ya que de él se han aprendido remedios medicinales./FOTO: UANL

Así como estos existen más tesoros de México que incluyen libros, documentos y piezas prehispánicas, pero tal como lo menciona el doctor Manuel Villalpando, todos los anteriores representan un valor histórico muy importante.

¿Ya nos sigues en Facebook? Ahora puedes periplear desde tu móvil y no perderte nada de nuestro contenido con estos sencillos pasos:
1 visitas hoy