fbpx

¿Sabes qué es la quinta raza?

0
Compartir

JOSÉ VASCONCELOS, HOMBRE DE IDEALES, MEXICANO NACIDO EN OAXACA, escribe su ensayo más conocido, la raza cósmica, retomando su idea sobre los variantes estadíos a lo largo de la humanidad y enfatizando el remoto proceso utópico de lo llamado la quinta raza.

Tras una época postrevolucionaria donde México estaba en el auge de la transformación y el mundo en guerra, no podía faltar un nuevo ideal acerca del seguimiento de la especie humana, es así como Vasconcelos nos adentró a su pensamiento de las razas, estando desde los principios del hombre, pero tan lejanos del entendimiento mismo.

El surgimiento de esta raza cósmica o quinta raza dependerá totalmente de las cuatro anteriores, la raza negra (proveniente de África), la roja (surgida de la Atlántida), la amarilla (de Mongolia) y por última y actual dominante del mundo, la raza blanca (proveniente del antiguo Egipto), pues a palabras de Vasconcelos “ninguna raza contemporánea puede presentarse por sí sola como un modelo acabado que todas las otras hayan de imitar” (Vasconcelos, 1925).

quinta raza
Foto: cadenagramonte.cu

Pero sobre todo, se ejercerá un papel protagonista a España, debido al proceso de colonización, donde surge este odio de la pérdida de identidad del actual mexicano junto con el latinoamericano, es así como el dilema de ser o no ser recae en lo esencial para el autor y retoma la idea Darwiniana de la selección natural, donde el más apto sobrevive.

Se acepta una total discrepancia ante este hecho histórico donde el mismo mexicano se siente más allegado al indio que al español, ya sea por la mezcla de cultura, piel, etcétera; lo cierto es que se recalca el por qué aún está utopía no es posible, pues desde la llegada de los ingleses a Norteamérica y la extinción de la raza roja, los allegados al nuevo mundo alegaron la idea de mantener esa pureza y dominar a través de ésta, algo que no se contempló en el resto de América con los españoles y los portugueses, en cambio siendo contradictoria la idea, dio paso a la primera propuesta, la mezcla de razas.

¿Dónde surgiría la quinta raza?

De esta manera Vasconcelos denomina Universópolis a la ciudad ficticia ubicada en las amazonas, donde surgirá la quinta raza, la raza de las mezclas, una raza capaz de trascender por su capacidad superadora de diferencias interraciales, su universalidad y sentido ecuménico. “Para indicar que la América es hogar de todas, y de todas necesita” (Vasconcelos, 1925).

Se implementa que la humanidad en general tiene que superar etapas, tres en específico, la fuerza (en la que se basaba el poder primitivo), la razón (actual poder, leyes y lógica) y un estado estético, donde la belleza es el factor dominante y la fealdad no se produce.

No obstante tras el paso del tiempo México ha sido una comunidad donde lejos de sentirse fuerte ante el desastre, la voluntad se dispersa a vanos y pequeños fines. Un sentimiento de ser conquistados, derrotados de la cual esta última los ha hecho despojos de la grandeza, donde la diplomacia de los vencedores ciega al pueblo de servir a su política, a la confusión de valores y conceptos donde el comercio reina por encima del uso. “No solo nos han derrotado ideológicamente, también nos siguen venciendo” (Vasconcelos, 1925).

quinta raza
Foto: Freepic

Es así como él se da a la tarea de crear la impresión de un mundo cósmico situado en América, donde dejaría implantado un ideal de un futuro utópico, no sólo para el mexicano, sino al humano en general, con el implemento de conocer nuestra historia y sentirnos orgullosos e incluyentes, de que somos la mezcla, tratando de apaciguar esa ideología de pureza y supremacía por medio del reconocimiento de las riquezas pasadas y presentes, con nuestra implacable búsqueda de identidad, de lo que somos realmente.

Por esta razón se hace énfasis en el lema “por mi raza hablará mi espíritu” no a manera de escudarse, sino como un paso más al pensamiento filosófico, la conformación de un nuevo hombre: la quinta raza, la raza cósmica, el hombre iberoamericano, donde como principal base se entiende al mexicano, el cual deberá tomar conciencia de los problemas internos y crear soluciones inmediatas apoyándose en la necesidad de promover una identidad nacional y popular, no en un sentido evolutivo sino cultural.

En mi opinión, el mexicano principalmente, es un ser lleno de melancolía de diversas razas pero, aún abnegada a una, la española, tal vez en algún futuro donde realmente se aprecie que somos la mezcla, se pueda asimilar ese ser que despoje la cuarta raza y dar paso a un nuevo movimiento: la quinta raza.

Autor: JOSHUA BANDALA BENAVIDES

Notas relacionadas
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *