fbpx

AguaViva, creatividad que fluye

Share

El agua es constante; a veces, se mueve inquieta, otras, aguarda tranquila. El agua está viva, fluye y nunca atraviesa de la misma forma. Alimenta y también destruye. Desasosegada, el agua encuentra siempre su caudal y el camino hacia el mar”.

Andrea Reed, artista e historiadora de oficio, es una poblana que se ha dedicado a la cerámica desde temprana edad. Impulsada por una tradición en casa, ahora se encuentra frente al proyecto AguaViva. Este taller de cerámica contemporánea se suma a la ola emergente de diseño mexicano que busca desmitificar las tradiciones artísticas arraigadas al México Colonial, para llevarlas al uso cotidiano.

Platicamos con ella en Periplo.mx y esto es lo que nos dijo.

¿Cuál es la relación entre el agua y la talavera?

Para mí todo surgió cuando estaba leyendo el libro “Agua Viva” de la autora brasileña Clarice Lispector. Ella habla de la creación del artista, como el agua que fluye. Después de experimentar muchos años con la cerámica, buscando siempre hacer cosas nuevas, decidí iniciar este proyecto. Elegir el nombre de forma natural, no fue una búsqueda. 

¿Por qué incursionar en esta disciplina?

Yo soy poblana y la talavera es la cerámica tradicional del estado desde la Colonia. Mi mamá siempre hizo talavera en la casa, entonces desde muy chica existe esta conexión natural con la disciplina.

Creo que la talavera es representativa de nuestro país. Es una cerámica distinta al resto, es distinta en nuestra región, distinta en México y distinta a la de otras partes en el mundo”.

Para ti, ¿la talavera es arte u oficio?

Creo que es una mezcla, a veces me pregunto si soy artesana o artista. El artesano tiene un oficio y el artista una idea más libre de lo que hace. Se trata entonces de un tema que involucra la originalidad y la libertad creativa. Pienso que en la talavera se encuentran ambos. En el taller experimentamos día a día con materiales, pigmentos y formas. Al final la respuesta es que AguaViva es una mezcla, somos artesanos y artistas.

¿Cuál es la característica que define a AguaViva?

La talavera en Puebla está posicionada en el imaginario colectivo como una pieza de arte inaccesible. Las casas tradicionales la han colocado en esta posición. Cuando pensamos en ella es común imaginarse el gran jarrón que ponemos en el estante. En AguaViva queríamos hacer es piezas de uso cotidiano sin dejar de lado el elemento artístico de experimentación.

Eso es lo que nos impulsa, que sea más cercano. Yo soy historiadora de oficio y he investigado mucho sobre la historia del barro. Nos ha acompañado desde siempre de forma muy cercana. Los humanos dependemos de la tierra y de lo que produce. Eso es lo que nos atrae de la cerámica. En AguaViva creamos desde utensilios de cocina como tazas y platos, hasta elementos de joyería como aretes y collares. Ahora, por ejemplo, hacemos también cuadros decorativos.

Queremos expandir nuestra firma a la par de las posibilidades que nos ofrece el barro”.

Finalmente, ¿qué aporta su marca a la herencia poblana?

El concepto de talavera se estableció hace mucho tiempo ,y respeta una tradición.Para ser denominada como tal debe cumplir rigurosamente con ciertos elementos como diseños decorativos como el plumeado y colores específicos.

En AguaViva creamos cerámica contemporánea llevando a cabo el proceso tradicional de la talavera pero nos abrimos a las posibilidades de usar nuevas formas, diseños y colores. Lo hacemos  más cercano a las personas y nos sumamos a un movimiento más grande de diseño en México. 

Información

Conoce y adquiere las piezas de AguaViva directamente en su página web o en sus redes sociales.

Instagram

Facebook

Web

Related Posts
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *