fbpx

Universidad Anáhuac: ayudar, acompañar y apoyar

Share

La pandemia causada por el virus SARS-CoV-2 ha provocado que muchos sectores de la sociedad quedaran desatendidos. Los sectores de salud no se dan abasto y, conforme pasan los días, salen a flote nuevas necesidades que buscan ser atendidas.

En Periplo.mx platicamos con el Mtro. José G. Mata Temoltzin, Rector de la Universidad Anáhuac Puebla acerca de las medidas preventivas que ha tomado su Institución ante la pandemia que se vive actualmente.

Mtro. José G. Mata Temoltzin, Rector de la Universidad Anáhuac Puebla.

La Universidad Anáhuac se ha caracterizado por mucho tiempo por actuar rápidamente ante las dificultades sociales. He ahí que las primeras acciones ante la pandemia fueron organizadas para proteger a la comunidad Anáhuac”.

A partir del fin de semana del 17 de marzo ya se encontraban todas las personas que forman parte de la Institución en confinamiento. Asimismo, nos comenta el rector que se privilegio el tema de regreso a casa para estudiantes de otras zonas del país.

Posteriormente, todos sus programas de estudio migraron a la modalidad en línea, con el objetivo de que los estudiantes concluyan a tiempo sus cursos. 

Pero estas acciones no eran suficientes, he ahí que el cuerpo docente, estudiantes e investigadores se dieron a la tarea de generar una serie de iniciativas para colaborar con la sociedad en este momento de crisis.

Universidad Anáhuac: acciones que ayudan a la comunidad

Edificio central del campus.

Muchas acciones se han llevado a cabo en la comunidad de esta reconocida Universidad para apoyar durante esta contingencia.

“Nos preguntamos primero qué estaba pasando en los distintos frentes de la comunidad. Qué pasaba con las familias ,en los hospitales, en las casas. Cada uno vive una realidad muy distinta y por ende la pandemia para cada sector significa algo diferente”.

Para participar, se llevó a cabo un proceso de investigación para conocer con certeza las necesidades de los equipos médicos de Puebla, uno de los estados que al día a registrado más contagios por Coronavirus.

Teniendo conocimiento de la situación, la Universidad decidió colaborar fabricando ciertos materiales de protección para las personas que iban a estar en la línea de batalla y, por ende, aquellas que iba a estar más expuestas al virus.

Proteger a quienes nos protegen

Trabajamos en tres elementos desde nuestros laboratorios de fabricación e innovación: elaboración de tapabocas seguros, escudos faciales (escafandras) y cajas de intubación”.

A través de la Escuela de Diseño y Arquitectura, haciendo uso del laboratorio de fabricación digital (FABLAB), la comunidad se encuentra desarrollando distintas herramientas que resultan benéficas para el personal médico del sector salud público.

Así, la primera etapa de proyectos generará más de 8 mil insumos de protección para el personal médico. Las tareas fueron tan eficaces que se plantea que para el 15 de mayo, el 100% de las piezas elaboradas en esta etapa sean entregadas.

Cabe señalar que se planea que la fabricación de cubrebocas de Popelina Popelina TC de Poliéster y Algodón tenga una segunda etapa en la que se difundirán patrones y manuales de confección para hacerlos en casa.

En cuanto a las cajas de intubación, debe decirse que éstas se fabricaron a partir del modelo original con prototipo de código abierto disponible (por la Universidad de Castilla-La Mancha). Las cajas protectoras se desarrollaron a partir de un modelo con mayor funcionalidad, fácil de producir y que cuenta con un alto grado de protección para todo el personal médico.

“Las cajas de intubación permiten al médico adaptar un respirador a los pacientes graves de COVID-19 sin necesidad de entrar en contacto directo con él. El médico puede manipular para protegerse del contagio”

Centro de respuesta COVID19-Anáhuac

Alumnos destacados y cuerpo docente se encuentran trabajando permanentemente pata ayudar a la comunidad durante la contingencia.

Existen muchas formas de enfrentar la pandemia, una de ellas es estar en casa y esperar que esto mejore, pero en la Universidad Anáhuac, fiel a su modelo formativo, decidió hacer más por ayudar.

El Centro de respuesta COVID19-Anáhuac inició operaciones para dar respuesta a algunas de las inquietudes de la sociedad. En este sitio el público en general puede encontrar apoyo en salud, asuntos legales relacionados con la pandemia, salud mental e incluso asesorías educativas en línea, elementos relevantes de contención social en la actualidad.

Todos los servicios son gratuitos y buscan apoyar a las muchas familias poblanas que viven de forma distinta el confinamiento. La Universidad ha abierto sus líneas para que las personas se sientan escuchados y acompañados. Para conocer sus actividades, da click aquí.

“Además de las personas que requieren de un disgnóstico médico a distancia, sabemos que hay gente que lleva mucho tiempo confinada, personas que enfrentan ansiedad por el futuro laboral y económico de México. Todo eso genera un desgaste emocional social muy fuerte”.

Un momento de reflexión

Finalmente, el Mtro. José G. Mata Temoltzin compartió con nosotros una de las enseñanzas más grandes que ha podido experimentar durante esta etapa de crisis sanitaria. El Rector nos hizo la invitación como sociedad e individuos de mantener la serenidad. Las decisiones que tomemos ahora deben ser inteligentes y debemos evitar caer en el pánico o la desesperanza.

Nos habíamos centrado como sociedad en tener cosas, pensábamos que el éxito estaba en comprar. Sin embargo, ahora hemos aprendido que de nada sirve poseer sino se tiene salud, familia, amigos. Vale más poder abrazar a quienes queremos, saber más a través de la lectura. El bienestar está en cosas mucho más simples y más significativas”.

Related Posts
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Open chat
Powered by