fbpx

Tabasco: descubren el asentamiento maya más grande conocido hasta ahora

Share

Un artículo publicado hoy en la revista Nature señala el descubrimiento del asentamiento maya más grande conocido hasta ahora. Se trata de una estructura ceremonial construida entre el 800 y 1,000 antes de Cristo (a.C.).

El enclave supera no solo en extensión sino también en antigüedad a otros asentamientos pertenecientes a esta civilización. El centro ceremonial del Ceibal, en Guatemala, era considerado el más antiguo construido en 950 a.C. 

De acuerdo al estudio, Aguada Fénix en Tabasco, es una plataforma artificial maya que se extiende sobre una superficie de cerca de 563 mil metros cuadrados.

Aguada Fénix, un secreto que ha salido a la luz

La zona denominada Aguada Fénix está rodeada de árboles e interminables senderos verdes. Fue gracias al uso del Lídar, un láser de detección por luz y distancia que se pudo dar con este asentamiento.

Además, la tecnología de Lídar creó a un mapa en tres dimensiones del asentamiento maya. En este mapa se dibujó un conjunto de centros ceremoniales, que se fueron construyendo entre los años 1000 y 800 antes de Cristo. También se sabe que cada estructura mide de 10 a 15 metros de alto y de ellas se desprenden nueve calzadas. 

Esta área está desarrollada, no es la jungla. La gente vive allí, pero este sitio no se conocía porque es muy plano y enorme. Simplemente parece un paisaje natural. Pero con Lidar, se descubre como un lugar muy bien planificado”.

Takeshi Inomata, uno de los autores principales del estudio.

La historia cambia con este asentamiento maya

Este descubrimiento desafía los modelos concebidos hasta ahora. El estudio apunta que Aguada Fénix fue construido durante un periodo de vacío de poder. Es decir, en una etapa temprana a la gran división social que existió en esta antigua civilización.

El asentamiento pudo entonces ser construido durante una etapa de intercambio de ideas y estilos arquitectónicos. El profesor de la Universidad de Arizona y principal autor de la publicación abre la posibilidad que una de las civilizaciones de intercambio sea la olmeca.

Esta estructura ceremonial podría haber sido erigido entre muchas personas y sin indicadores claros de marcada desigualdad social.

Siempre se ha debatido si la civilización olmeca condujo al desarrollo de la civilización maya o si los mayas se desarrollaron independientemente”

 Takeshi Inomata, autor del estudio.

Asimismo, la comunidad científica pensaba que la civilización maya se construyó aldea por aldea hasta llegar a estructuras más masivas. Sin embargo, la zona de aguada Fénix demuestra lo contrario: partieron de lo más grande para ir creando lo pequeño. “Yo creo que tener esa base tan potente les ayudó luego a organizarse y repartirse en aldeas más pequeñas”, opina Inomata.

¿Qué sigue?

La próxima etapa de investigación consistirá en analizar los alrededores y ver cómo este conjunto de estructuras estaba comunicado con el resto. Sin embargo, este hallazgo se convierte en la prueba más concluyente de la transición entre un estilo de vida nómada a uno mucho más sedentario.

Esperamos saber en un futuro cercano más sobre este asombroso descubrimiento que enriquece la historia de México.

Con información de El País, EFE y Nature.

Related Posts
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *