fbpx

Este Sistema Solar podría ser como el nuestro

Share

A 3,000 años luz desde la Tierra podría encontrarse un sistema solar tan parecido al nuestro que podría llamarse su gemelo. La estrella Kepler–160 podría contar con planetas que orbiten a su al rededor en condiciones similares a las que tiene nuestro Sistema Solar.

De acuerdo a los científicos investigadores del Instituto Max Planck, el Observatorio Sonneberg, la Universidad de Göttingen (los tres en Alemania), la Universidad de California y la NASA (ambos en Estados Unidos), el hallazgo contemplaría un planeta con dimensiones parecidas a la de la Tierra.

Un Sistema Solar en el que podría existir vida conocida

En esta mapa pueden observarse las similitudes en tamaño y distancia. Foto EFE

Hasta ahora, la comunidad científica ha logrado detectar más de 4 mil exoplanetas, es decir, planetas fuera de nuestro Sistema Solar. Esta investigación global tiene la finalidad de localizar planetas similares a la Tierra.

El objetivo es dar lugar a la posibilidad de que la vida pueda existir allí. He ahí la importancia del hallazgo de los científicos alemanes y estadounidenses del Instituto Max Planck.

¿Por qué pueden considerarse similares?

La distancia entre los cuerpos observados, similares a la Tierra y el Sol, permitiría que el más pequeño de ellos reciba una cantidad de luz aproximadamente igual a la que hay en nuestro planeta. Estas condiciones propiciarían el inicio de vida tal como la conocemos.

Aunque la temperatura de Kepler-160 es menor que la del Sol, la luminosidad entre ambos es similar. Por otra parte, el cuerpo celeste KOI-456.04 tiene un periodo orbital que le permite dar una vuelta a la estrella en 378 días.

Es decir, el conjunto de estas condiciones alentan las posibilidades de vida más allá de nuestro Sistema Solar.

Además de KOI-456.04, similar a la Tierra, la estrella cuenta con dos planetas más que la orbitan. Sin embargo, su cercanía a Kepler-160 impedirían la existencia de vida conocida.

KOI-456.91 es relativamente grande comparado con muchos otros planetas que se consideran potencialmente habitables. Sin embargo, es la combinación de este planeta de menos del doble del tamaño de la Tierra y su estrella anfitriona de tipo solar lo que lo hace tan especial y familiar“.

Explicó René Heller, autor principal del estudio en declaraciones recogidas por Express.

Con información de El Confidencial, El Heraldo y EFE

Related Posts
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *