fbpx

Prohíben terapias de conversión en la CDMX

Share
Ciudadanos celebrando el voto de ley. Foto cortesía Cámara de Diputados a Infoabe.

Los diputados del Congreso de la CDMX aprobaron una reforma que castiga con la cárcel a quienes intenten “corregir” la identidad o la orientación sexual de una person a través de una conversión.

La capital del país pasó a la historia con ese proyecto de ley que tiene por objetivo garantizar que la homosexualidad deje de ser considerada una enfermedad, tal como lo estipuló la OMS en 1990.

Las terapias de conversión o ECOSIG (Esfuerzos para Corregir la Orientación Sexual e Identidad de Género)? son “tratamientos” psiquiátricos, psicológicos y hasta espirituales, con la finalidad de cambiar la orientación sexual.

A pesar de que en 1973 la Asociación de Psiquiatría Americana eliminó a la homosexualidad de las páginas de su manual sobre trastornos mentales la identidad, muchas asociaciones “prometen” eliminar estas conductas,

Los métodos utilizados para ello son extremadamente violentos. Testimonios han descrito que además de privarles de su libertad, estos centros de ayuda practivan violaciones grupales y violencia física y mental.

Nada que curar

El Congreso de la capital del país. Foto: cortesía

Con la consigna “No hay nada que curar, porque la homosexualidad no es una enfermedad”, el diputado proponente, Temístocles Villanueva de Morena, exhortó a sus compañeros a votar para erradicar las conductas contrarias a los derechos humanos.

Basta de terapias inhumanas y crueles; hagamos valer el derecho a la igualdad y a la no discriminación”.

Temístocles Villanueva

Aunque el el diputado local presentó esta iniciativa desde 2018, fue hasta marzo de este año que la discusión inició en comisiones.

¿Cuál será el castigo para quien practique terapias de conversión?

Con 49 votos a favor, nueve en contra y cinco abstenciones, el pleno del Congreso capitalino avaló el dictamen presentado por las Comisiones Unidas de Administración y Procuración de Justicia y de Derechos Humanos.

Una vez que el documento sea publicado en la Gaceta Oficial de la CDMX , entrará en vigor.

Así, el Código Penal local considerará como delito contra el libre desarrollo de la personalidad y la identidad sexual aquellas conductas que obliguen a una persona a recibir una “terapia de conversión”. Los responsables podrán ser sentenciados a una pena de dos a cinco años de cárcel y de 50 a 100 días de trabajo comunitario.

Related Posts
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *