fbpx

Compra IPhone en Sears y le llega boing de guayaba

Share

Esta historia no es apta para quienes creen que comprar en línea no es seguro. Un usuario de Twitter denunció a la cadena Sears México después de descubrir que su paquete contenía un jugo de caja y no un smartphone de última generación.

Salvador Gómez denunció en su cuenta que compró un iPhone SE en la tienda online de Sears, pero le llegó un jugo Boing de guayaba.

Parecía no haber respuesta por parte de Sears

Salvador hizo viral que al enviar una queja, solo le respondieron que mandara un mail para que hagan una investigación,así que solicitó ayuda a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Hola, mándanos un Mensaje Directo y daremos seguimiento a cualquier duda o situación que tengas. Te responderemos lo más pronto posible”.

No era el único

En agosto de este año, Tec-Check anunció que lanzaría un sitio donde los consumidores afectados por malas prácticas de comercio electrónico podrán sumarse a quejas colectivas para llevarlas ante Profeco.

Y en julio la plataforma presentó su tercera queja colectiva que incluyó a 455 consumidores por un monto de 3.9 millones de pesos contra Claro Shop, iShop, Liverpool, Palacio y Sears.

Las quejas colectivas solicitan una solución inmediata de la compra ya sea entrega o reembolso, y una bonificación del 20 por ciento, esto de acuerdo con la Ley Federal de Protección al Consumidor.

Final feliz

Finalmente, sí le entregaron al comprador el producto que ordenó vía internet. Un acto que nos devuelve la fe en este tipo de compras, ya que es mucho más seguro que salir a la calle.

“Update: Hoy me contactaron de Sears, para decirme que ya estaban trabajando en solucionar mi problema. Me dijeron que podían enviármelo o podía pasar a recogerlo a sucursal. Fui y ya lo tenían listo para entrega. Gracias a todos por ayudar a que me resolvieran esta situación”, escribió el joven en su red social.

Asimismo, la Procuraduría del Consumidor se conectó con el usuario para verificar la entrega.

Related Posts
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *