¿Las nubes pesan?

Share

Las nubes son etéreas, como retazos de algodón colgados del cielo. O al menos, eso parece cuando las observamos con los pies en el suelo.

Pero en realidad, las nubes no son tan ligeras como pensamos. De hecho, son verdaderos gigantes de la naturaleza que acumulan enormes cantidades de agua y pueden llegar a pesar toneladas. Muchas toneladas.

Así, el tamaño promedio de un cúmulo -esas nubes blancas con aspecto algodonoso y bordes recortados que recuerdan a una coliflor-es de 1 km de largo.

Foto: FreePik

¿Cuál es el peso de una nube?

Las hay desde las más pequeñas hasta aquellas capaces de ocasionar una gran tormenta. Tal es el caso de los cumulonimbos, las nubes más gruesas que en una noche tormentosa pueden descargar hasta 4 mil toneladas de agua por segundo sobre la superficie terrestre. En ese caso el peso se vuelve exponencialmente más elevado, algunas alcanzan

Como suelen tener forma cúbica, esa nube también tendrá 1 km de alto, lo que supone un volumen de unos mil millones de metros cúbicos. ¿Cuánta agua habría ahí? Alrededor de mil toneladas, que flotan sobre nosotros con la ligereza de una pluma.

Este es solo un ejemplo, porque hay nubes aún más cargadas de agua, esos nubarrones casi negros que anuncian una inminente tormenta, que pueden llegar a pesar muchísimo más.

La pregunta que surge ahora es cómo logran mantenerse en el cielo semejantes mamotretos. Y la explicación es, simplemente,  que todo ese peso se distribuye en pequeñas gotas que ocupan una superficie muy extensa y que por tanto tiene poca densidad.

Además, las nubes están sostenidas por el peso de los gases que hay en la atmósfera debajo de ellas y que son muchos más densos que el vapor de agua. No los notamos, pero están ahí.

Y tengamos en cuenta que no es tan raro que una nube se desplome sobre nuestras cabezas. Lo llamamos lluvia (o granizo, o nieve) y pasa a menudo.

Related Posts
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *