7 Enfermedades “raras” que podrían atacar a tu mascota y tú ni enterado

Aún con todas sus vacunas, visitar con frecuencia al veterinario ayudará a detectarlas.
Mayte Baena
Experience Maker
20.02.2019
Tiempo aproximado de lectura: 50 segundos

SI AL LLEGAR A CASA eres recibido por tu perrihijo o tu gatijo y nada te da más felicidad que pasar tiempo con él y presumirlo en redes sociales, entonces también debes estar muy al tanto de su salud; sin embargo, no siempre conocemos todas las enfermedades que pueden aquejar a tu mascota.

Adoptar una mascota es más que brindarle cariño, alimento y llevarlo con frecuencia al veterinario. Si bien debes saber que requieren ciertas vacunas, un ser vivo es a veces más complejo de lo que aparenta, por lo que hoy te quiero contar sobre aquellas enfermedades consideradas un tanto extrañas, pero que no debemos dejar pasar.

Hasta en las mejores familias

Si tu mascota no sale sin correa y estás al pendiente de cada unas de las cosas que hace y/o come, entonces puede que creas que nada podría pasarle gracias a que no le quitas el ojo de encima; sin embargo, se estima que dos de cada 10 animales de compañía podrían estar en riesgo de muerte debido a una serie de enfermedades que, por el poco conocimiento de sus propietarios, no es atendida adecuadamente.

Para mantenerte alerta (toma en cuenta que algunas pueden transmitirse a los humanos), te enlisto siete enfermedades que podría tener tu mascota y que quizá fueron mal diagnosticadas y chance necesitan de un tratamiento diferente.

Nuestras mascotas son parte de la familia y estar al tanto de su salud es nuestra obligación./FOTO: SHUTTERSTOCK

La médica veterinaria zootecnista (MVZ) Paula Quintos me ha dado un pequeño listado de algunas que son consideradas más “comunes” en las mascotas, por lo que es necesario que prestes atención a ellas y estés alerta. ¿Listo?

1. Brucelosis

Esta enfermedad bacteriana adquirida por contacto sexual afecta únicamente a los perros; sin embargo, debido al contacto físico mediante mucosa nasal, ocular o mediante una herida en las manos, puede ser transmitida a los humanos, ocasionándoles fiebre ondulante; es decir, se presenta un día sí y un día no.

Si tu perrihijo lo padeciera, notarás que presenta síntomas como flujo vaginal o aborto espontáneo en las hembras preñadas, inflamación o encogimiento en los testículos del macho, inflamación en los ojos, debilidad, letargo, fiebre y hasta pérdida en los movimientos.

2. Bartonella

Se trata de un grupo de bacterias proveniente de las pulgas que afecta a los gatos. Incluso, se han detectado casos donde la madre transmite esta enfermedad a sus crías mediante la lactancia.

Si tu felino es portador de esta enfermedad, los primeros síntomas serían: anemia, fiebre, debilidad, mucosas pálidas taquicardias e incluso pérdida de peso.

Si esta enfermedad se encontrara en una etapa más avanzada, podría incluir un pancreatitis o hasta aparición de algunos tumores.

Un tratamiento oportuno ayudará a nuestro felino a vivir una vida plena y sana./FOTO: SHUTTERSTOCK

3. Tumor venéreo transmisible

Como su nombre lo indica, este es un cuerpo que aparece en los perros y se trata de una enfermedad de transmisión sexual. Aunque es más propensa a afectar a caninos semivagabundos o vagabundos, ninguno está exento de poder adquirirlo, por lo que es necesario que el can reciba atención médica constante.

Este tumor en realidad es a consecuencia de una enfermedad cancerosa que se desarrolla en el área genital y la única forma de combatirlo (en caso de no existir metástasis) es a través de quimioterapias.

El cáncer en las mascotas es una enfermedad que se ha hecho cada vez más común./FOTO: SHUTTERSTOCK

4. Diabetes

Esta enfermedad no es exclusiva de los humanos, pues afecta a perros y gatos, lo que resulta algo preocupante en los zootecnistas, pues creen que en los últimos 30 años la presencia de la misma se ha incrementado.

“Hemos humanizado tanto a los animales que nosotros mismos hemos ocasionado complicaciones médicas con ellos. El darles un alimento que no es adecuado para la etapa de vida… porque no es lo mismo lo que necesita un cachorro que lo que necesita un adulto y muchos se van con la creencia que con el pollito, con el caldito o con el arroz van a estar bien, y no.
«Las necesidades de cada una de sus etapas de vida es diferente y el darles toda su vida cierto alimento les afecta, porque los estamos llevando a condiciones como esta, de padecer diabetes.”

¿Te preocupa? Entonces toma en cuenta nuestro artículo en donde te contamos más sobre lo que no debes darle de comer a tu mascota

Si de perros hablamos, los que tienen diabetes mellitus tipo 1 deberán recibir, al igual que los humanos, varias inyecciones de insulina. La idea no es alarmarte, pero si tienes un beagle, un golden retriver, un teckel o un schnauzer miniatura, son más propensos a desarrollarla, por lo que debes prestar mayor atención en su alimentación.

En cuanto a los felinos, el tipo 2 de esta enfermedad es más frecuente y el mantenerlos con poca actividad física y con una alimentación a base de carbohidratos y no de proteínas es uno de los principales factores para que desarrollen la enfermedad.

La poca actividad en las mascotas es el principal causante de esta enfermedad./FOTO: SHUTTERSTOCK

5. Ancylostoma

Esta enfermedad originada por parasitos ataca a los mamíferos (sí, un humano también entra en esta categoría), por lo que tanto perros, gatos y el propietario puede llegar a padecerla.

Los parásitos elegirán el intestino delgado para vivir e incubarse, por lo que los principales síntomas que se presentan son una pérdida importante de sangre (anemia) y diarrea. Aquí es donde radica la importancia de desparasitar a tu mascota y no sólo protegerla a ella, sino también a ti.

6. Anorexia

Si alguna vez has escuchado que existen personas que al verse en el espejo no dejan de sentir que están pasadas de kilos, aun cuando se les note cada uno de los huesos que posee, sabrás que padece una enfermedad alimenticia llamada anorexia, que no es más que dejar de comer.

Los perros y gatos que la padecen no es que se sientan y vean gordos, sino que debido al estrés o ansiedad que pueden llegar a desarrollar, ya sea por la presencia de una enfermedad, la llegada de un nuevo compañero de la misma o diferente especie o incluso la llegada de un bebé al hogar, es que comienzan a dejar de comer paulatinamente hasta que no lo hacen por completo.

A diferencia de los humanos que la padecen, los perros y gatos no presentan cambios en su salud de inmediato, al menos no a simple vista para nosotros, por lo que al darnos cuenta y llevarlo al doctor, este presentará un cuadro severo de desnutrición albergado desde meses atrás. Por ello, es importante estar alerta en cuando a su alimentación y asegurarse que ingiera adecuadamente.

“Por otra parte, el no conocer precisamente las necesidades nutricionales de cada etapa de los perros provoca esto. Por ejemplo, hay cachorros al que le dan alimento de adulto porque es el que tenían o está barato o por lo que quieras y eso no es lo que necesita un cachorro, y esto provoca una descompensación alimenticia que lo puede llevar a dejar de comer a futuro.”

No está de más decirte que, en caso de que tu mascota presente alguna de estas enfermedades, los tratamientos pueden llegar a ser muy costosos, por lo que si periódicamente lo llevas al doctor, se pueden detectar a tiempo y matas dos pájaros de un tiro: tu mascota está sana y tu bolsillo no tan delgado. 

Visitar con frecuencia al veterinario ayudará a detectar problemas que no están a simple vista, como la anorexia./FOTO: SHUTTERSTOCK

7. Sida

Si sabes algo respecto de esta enfermedad que afecta severamente a los humanos, imagina lo triste que es que lo padezcan también los gatos domésticos.

Pues bien, su nombre es Virus de Inmunodeficiencia Felina (VIF) y es similar al VIH que afecta a los humanos, pues su contagio también es de índole sexual.

“Esta enfermedad es un virus que afecta la inmunodeficiencia felina; es decir, una enfermedad crónica que destruye las células del sistema inmunitario. Para esta enfermedad no hay prevención, es prácticamente que estés cuidando las salidas de tu gato, que vigiles que no se peleé con otros gatos o si se encuentra o se encontró en medio de una pelea callejera, pues que revises si no tiene rasguños, mordidas… porque como tal no hay vacuna, sólo se controla la enfermedad.»

En cuanto a sus síntomas se refiere, un gato con este virus no presentara un cuadro al principio, por lo que es fácil pensar que nuestra mascota está sana; sin embargo, hay que tomar en cuenta que los gatos, al ser seres que suelen escaparse de casa, pueden contagiarse y nosotros no estar enterados.

Si ves que tu minino de la nada baja de peso y presenta diarrea, fiebre y tiene problemas para respirar, lo mejor es llevarlo con el médico, pues puede estar en la primera fase de la enfermedad.

Y despreocúpate, que a diferencia del VIH, este no matará a tu mascota, pues podrá vivir por muchos años. Incluso no es contagiosa a los humanos, pero igual deberá seguir un tratamiento que le de una buena calidad de vida.

“Hay que estar llevando a los gatos a chequeos anuales, porque hay gente que nunca lleva a sus mascotas a chequeos y puede estar el animal con la enfermedad y tú no lo estás tratando para nada y va a continuar el daño al animalito.
«Entonces la única forma de prevenir, en cierta manera, es cuidando sus salidas, que no esté en contacto con gatos callejeros y los chequeos rutinariamente.”

Estas no son todas las enfermedades que pueden atacar a nuestras mascotas, pero si algunas que encajan en la categoría de «raras» y que es necesario recordar para cuidar de nuestro amigo de cuatro patas en todo momento.

¿Ya nos sigues en Facebook? Ahora puedes periplear desde tu móvil y no perderte nada de nuestro contenido con estos sencillos pasos:
1 visitas hoy