Tu lomito suave no puede hablar, pero así es como podría expresarte algún malestar

A diferencia de nosotros, ellos no pueden expresar su dolor con palabras.
Mayte Baena
Experience Maker
04.05.2019
Tiempo aproximado de lectura: 55 segundos

LAS MASCOTAS SON cada vez más importantes para nosotros, tanto que si algo les llegara a pasar, seguro caemos en pánico y profunda tristeza. Sin embargo, podemos hacer mucho por ellos, sobre todo cuando su salud no sea la mejor y ellos no puedan expresar lo que les ocurre.

Y es que aunque no puedan emitir una sola palabra que podamos entender, su conducta podría decirnos mucho, al grado de encender los focos de alerta y visitar al veterinario.

No esperes a que sea tarde

Alimentarlos todos los días, sacarlos a pasear y darles un baño no son las únicas responsabilidades que tenemos con nuestras mascotas, sino que a veces nuestros lomillos suaves necesitan mucho más.

De ahí que debas abrir bien los ojos para que cuando tu amigo peludo manifieste un dolor, sea atendido y su vida no esté en riesgo, pues muchas veces al detectarla a tiempo hace una enorme diferencia.

Detectar cuando nuestras mascotas sienten dolor es el primer paso para llevarlo al veterinario y que sea atendido a tiempo./FOTO: SHUTTERSTOCK

Ahora que te adelantamos que tu mascota puede expresar su dolor de distintas maneras, te dejo algunas señales que no debes pasar por alto.

1. Gruñidos o ladridos que antes no había

Si tu perrito es de los que ladra sólo cuando el cartero llega y ahora no te explicas porqué de repente ladra mucho, gruñe o hasta gime al estar quieto, ten en cuenta que debe ser la forma en la que expresa que algo no está bien.

2. Se lame más de lo habitual

Lamerse es una de las acciones que más hacen para mantenerse limpios; sin embargo, si notas que lo hace en un área del cuerpo específica, observa si pudo llegar a herirse.

Si no hay alguna cortada o herida evidente, este comportamiento es lo que nosotros conocemos como sobarse y entonces, el dolor que tu preludio siente es interno.

3. Cambios de hábito

Si al darle de comer ya no se emociona como antes, incluso no termina la porción que le sirves y se la pasa durmiendo más de lo que suele hacerlo, no es un día de flojera, podría sentirse físicamente mal.

4. Jadeo constante

Al correr o hacer algún tipo de actividad física, los perritos suelen jadear para regular su temperatura corporal, eso te lo explicamos más a fondo la hablar sobre los golpes de calor. Pero si en este caso tu mascota jadea sin parar y no ha realizado actividad física, es una señal de alerta.

5. Posturas diferentes

Ya sea para dormir, permanecer sentado o hasta hacer sus necesidades, hay mascotas que debido al dolor, deben adoptar posturas que les ayude a minimizarlo. Puede que al inicio te parezca extraño pero si es una constante, entonces visita al veterinario a la brevedad.

6. Movimientos extraños

Sus colchonetes plantares necesitan extremo cuidado debido a que son lo que les ayuda a apoyarse y, si comienzas a notar que cojea, entonces puede que el malestar vaya más allá de una astilla enterrada.

Asimismo, si notas que de repente se tambalea, le duele apoyar alguna de sus patitas, o de repente se torna muy rígido, considera que no es nada normal y podría ser una emergencia médica.

Eso no es todo

Si alguno de estos seis puntos no se reflejan en tu mascota pero sientes que algo no marcha bien, entonces toma en cuenta otros cambios como que se esconda de ti o al contrario, busque no despegarse de ti ni para ir al baño, aunque no en la forma tierna que lo hace; su mirada dice mucho, por lo que si notas sus pupilas muy dilatadas o que entrecierra los ojos, es que algo le duele.

Por supuesto que el cambio de humor tiene mucho que ver y si de la nada lo notas deprimido, no es porque extraña que lo saques a pasear con más frecuencia, puede que algo le duela.

Primeros auxilios

Los lomillos suaves pueden expresarnos muchas cosas sin necesidad de emitir una sola palabra y nosotros podemos hacer mucho por ellos. Lo primordial es detectar alguno de los síntomas de los que te conté y, una vez hecho eso, revisar con cuidado el cuerpo de tu mascota con la finalidad de ubicar la zona del dolor.

Al llegar al veterinario, no olvides detallar cada uno de sus síntomas y actitudes, al tiempo de ser lo más asertivo posible en señalar el área donde tu mascota mostró tener dolor, eso ayudaría al doctor a estabilizarlo lo más pronto posible.

Ya sea por la edad o por la raza de tu mejor amigo, estas son las enfermedades que podrían causarles más dolor y que puedes detectar a tiempo con tan sólo observarlo.

  • Dolores dentales
  • Enfermedades en las articulaciones
  • Alguna tipo de cáncer

Checa aquí otras enfermedades raras en mascotas que debemos tener en cuenta.

Cuidar a tu mascota no sólo te hace un dueño responsable, sino que también es una excelente forma de demostrar el amor que tenemos por ellos.

¿Ya nos sigues en Facebook? Ahora puedes periplear desde tu móvil y no perderte nada de nuestro contenido con estos sencillos pasos:
1 visitas hoy