El furor uterino es un deseo sexual incontrolable y se puede tratar

No se le considera una enfermedad, pero sí una disfunción sexual que tiene "cura".
Avatar
Experience Maker
09.09.2019
Tiempo aproximado de lectura: 30 segundos

HABLAR DE SEXUALIDAD aún sigue siendo un tabú; sin embargo, hay términos que, aunque hoy han dejado de utilizarse, vale la pena retomar para comprender lo que le ocurre a nuestro cuerpo, como es el caso del furor uterino.

Puede que de escucharlo pienses que es cuando las mujeres se mueren de ganas por tener un bebé y es por ello que se refiera al útero tan emocionado. No obstante, lo que ocurre es más relacionado con la pasión que por el hecho de querer ser mamás.

Sí, hablemos de sexo

La sexóloga Irene Moreno me ayudó a entender a qué se refiere este término y estoy segura que al leerlo te vas a quedar con el ojo cuadrado.

“El furor uterino como tal no está descrito en las disfunciones sexuales de la sexología contemporánea. Este es un término que se acuñó a finales del siglo XIX en el que se hablaba de la histeria; es decir, de la sexualidad contenida o de problemas emocionales que algún médico relacionó con la falta de actividad sexual”.

Al inventar los vibradores, este tema tuvo una solución, aunque a la fecha sea mal visto./FOTO: SHUTTERSTOCK

La solución a los problemas

Ok, como ya se había puesto un nombre a la histeria femenina y se sabía que la falta de sexo era el problema, a finales de 1800 un médico tuvo la ingeniosa idea de inventar el primer dildo, el cual fue de gran ayuda para las féminas para así poder mermar ese deseo desenfrenado.

“Las terapias consistían en dar masajes pélvicos o en la zona genital para relajar a la mujer; es decir, conducirla al orgasmo o a sensaciones placenteras que le permitían relajarse y curar o sanar este furor o este deseo exacerbado”.

Se le conoce como preorgasmia a la sensación que sienten las mujeres, pero que no ayuda a que el orgasmo concluya, lo que da como pie a la hipersexualidad./FOTO: SHUTTERSTOCK

Con el tiempo este término fue conocido como hipersexualidad, lo que podría traducirse como el deseo que una mujer siente y por el cual no tiene control alguno. Es más, incluso nuestra experta nos cuenta que se presenta en aquellas mujeres que, aún teniendo actividad sexual, no logran apaciguar este deseo, lo que bien podría traducirse como ninfomanía.

La crítica no falta

Por supuesto que este tema es mal visto en la sociedad, pues incluso hablar de sexualidad lo es, más aún cuando se trata de una mujer que no puede controlar sus «instintos».

“Siempre se considera que la mujer tendría que tener control absoluto de sus sensaciones, de sus emociones y más cuando se trata de lo sexual, porque tradicionalmente o culturalmente está bien visto que el hombre es quien tiene deseo sexual (…) se ve a la mujer como un ser prácticamente asexual, que no tiene deseo, que si tiene deseo es para procrear, para satisfacer al varón y si surge esto, no se le ve como alguien que tiene un problema de salud, sino como alguien que tiene un problema de moral”.

El hecho de que las mujeres quieran explotar su sexualidad, muchas veces es mal visto por la sociedad./FOTO: SHUTTERSTOCK

¿Cómo saber si te pasa a ti?

Suponiendo que tus relaciones sexuales te causan displacer y, como dicen los comerciales de condones: quieres más, al grado de que no piensas en otra cosa que en lograr tu objetivo, lo más recomendable es acudir a terapia con un sexólogo o sexóloga, pues sólo ellos podrán guiarte a canalizar este deseo y, en cierto punto, explotarlo como es debido para que la satisfacción sea completa.

“Si bien la hipersexualidad no es una enfermedad como tal, se puede considerar como una disfunción sexual o un problema para el cual la terapia puede tener alternativas”.

Si por alguna razón sientes que es tu caso, este tipo de terapias puede ayudarte.

  • Psicoterapia.
  • Acupuntura.
  • Meditación.
  • Terapia sexual.

No dudes en acercarte a tu médico o consultarlo con un sexólogo; no tengas miedo de expresar lo que sientes y que, de alguna manera, tienes reprimido.

Sexóloga Irene Moreno

Facebook

Twiter  

Instagram

Mail: [email protected]

¿Ya nos sigues en Facebook? Ahora puedes periplear desde tu móvil y no perderte nada de nuestro contenido con estos sencillos pasos:
4 visitas hoy