¿El shampoo ya no te alcanza? No, no te creció el cabello ¡te achicaron la botella!

¿Nos están engañando o qué? ¡Ojo! Las marcas están reduciendo sus productos para evitar que suban de precio.
Avatar
Experience Maker
22.08.2018

POSIBLEMENTE HAS NOTADO que haces tus compras de forma regular, pero de pronto tus productos o alimentos ya no te rinden lo mismo.

Alacena vacía

Esto puede deberse a la shrinkflation, una estrategia de marketing que te ofrece presentaciones menores a las regulares sin alterar el precio.

Es como cuando compras papitas y la bolsa tiene más aire que otra cosa. Lo peor es que esto es cada vez más notorio, por ejemplo, en alimentos o productos de primera necesidad.

El origen de la práctica

También conocida como downsizing o “reduflación”, esta estrategia nació en Estados Unidos en los años 70, justo antes de que la inflación se disparara y afectara también a América Latina.

Actualmente podemos ver una nueva ola de shrinkflation en productos como shampoos, detergentes, suavizantes de tela y hasta toallas sanitarias, o alimentos como el arroz, el frijol y el azúcar.

Supermercado

¿Los productos o alimentos que compras ya no te rinden? Es debido a una nueva ola de “reduflación”, una estrategia de mercado que nació en Estados Unidos. / SHUTTERSTOCK

 

¿En qué consiste?

Muy fácil: las marcas lanzan los mismos productos, al mismo precio, pero en tamaños más pequeños. Es decir, los shampoos de 900 mililitros ahora son de 750 y las bolsas de un kilo de arroz ahora son de 800 gramos.

El secreto que ayuda a perpetrar el engaño está en que al producto se le cambia totalmente la presentación lo que el comprador toma como una simple renovación de imagen es utilizada para vender menos al mismo precio.

El escándalo Toblerone

Los comerciantes de América no han sido los únicos que han recurrido a esta práctica, ya que también en los países que conforman la Union Europea comienzan a abundar quejas de consumidores que no ven un trato justo.

¿Recuerdas la polémica por los chocolates Toblerone? Esta nota de la BBC la describe a la perfección.

Chocolates Toblerone

Y las reacciones de los clientes marcaron tendencia mundial:

Lo que las marcas dicen

En su defensa, las empresas han justificado la reducción de las cantidades con cambios en sus fórmulas, recetas o materias primas, y algunas de las más osadas argumentan una “prevención de daños como diabetes u obesidad”, pero lo cierto es que no es una técnica honesta y daña la economía del consumidor.

Pero además de eso existe otro riesgo, y es que podría desencadenar una verdadera inflación. Al menos eso es lo que algunos expertos en economía temen, ya que justo antes de una verdadera crisis suelen abundar productos en menores presentaciones.

¿Qué hacer?

Básicamente revisar tu producto, pues el peso debe estar incluido en la etiqueta, y verificar los mejores precios y la calidad. Si consideras que eres víctima de una práctica indebida, puedes presentar una denuncia ante la Profeco.

Pareja en supermercado

La “reduflación” puede afectar tu economía. Para evitarlo, revisa en las etiquetas la cantidad o peso de los productos y elige el que más te convenga. / SHUTTERSTOCK

 

¿Ya nos sigues en Facebook? Ahora puedes periplear desde tu móvil y no perderte nada de nuestro contenido con estos sencillos pasos:
1 visitas hoy