Esta biblioteca es única, invaluable y se encuentra a dos horas de la CDMX

La Palafoxiana es la primera biblioteca pública de América y puedes visitarla.
Mayte Baena
Experience Maker
01.03.2019
Tiempo aproximado de lectura: 1 minuto 20 segundos

CON MÁS DE TRES SIGLOS de existencia, más de 45 mil ejemplares y nueve de ellos considerados únicos en el mundo, esta biblioteca cuya labor es la de funcionar también como un museo, es uno de los recintos más importantes y valiosos del estado de Puebla y del país.

La biblioteca Palafoxiana es considerada la primera biblioteca pública del continente americano y fue fundada en 1646 gracias al valioso donativo del obispo Juan de Palafox y Mendoza (de ahí su nombre), pues su objetivo era apoyar a los estudiantes del Seminario Tridentino y, sin saberlo, dejó un importante legado a los mexicanos.

Es más, en 1981 fue nombrada Monumento Histórico de México, mientras que en 2005 fue incluida por la UNESCO como parte del programa Memoria del Mundo debido a su acervo bibliográfico de fondo antiguo.

Adelantado a su tiempo

El obispo Palafox y Mendoza, quien disponía de cinco mil libros vio como un buen gesto donarlos para que los estudiantes pudieran consultarlos, al tiempo de también permitir que, cualquiera que deseara leer pudiera acceder a los mismos.

Quizá esta acción no te parezca sobresaliente. No obstante, el deseo del obispo actualmente se toma como algo adelantado a su tiempo, pues incluso ante un notario público quedó plasmada dicha donación y la intención de hacer pública su biblioteca personal, la cual hoy cuenta con 45 mil 86 volúmenes.

Esta biblioteca fue incluida por la UNESCO como parte del programa Memoria del Mundo debido a su acervo bibliográfico de fondo antiguo./FOTO: PERIPLO

Otra razón para visitar Puebla

Si has tenido la oportunidad de entrar a una biblioteca, seguro en automático pienses en un lugar en donde puedes consultar cualquier libro con el fin de apoyar alguno de tus trabajos escolares, o simplemente para ampliar tu conocimiento y tener algo de qué platicar durante una reunión con la familia y/o amigos.

Sin embargo, este recinto lo hace más especial y, algo así como un must, pues la impresionante cantidad de libros que tiene, así como su arquitectura son un deleite a la vista.

Los miembros de la Tripulación Periplo tuvimos la oportunidad de visitarla y platicar con la doctora Diana Isabel Jaramillo Juárez, quien funge como directora de este recinto, para no sólo conocerlo, sino también saber más sobre su historia, la conformación de la biblioteca y los importantes ejemplares que la integran.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“En 1773, el obispo Fabián y Fuero realiza los dos primeros niveles de esta biblioteca, tal cual la ven en la actualidad y pocos años después se realiza el tercer nivel. Esto es porque también se integran al acervo, por ejemplo, parte de los acervos de los cinco Colegios Jesuitas, por lo tanto se incrementa y se vuelve riquísimo.
“Al ser una biblioteca destinada a los estudiantes, su margen de lectura fue más amplio que cualquier otra biblioteca, por ejemplo, las bibliotecas episcopales.”

De acuerdo con lo relatado por la doctora Jaramillo, la colección que integra esta importante biblioteca cuenta con manuscritos, pliegos sueltos y libros impresos que incluyen oraciones, edictos o mapas, por mencionar algunos.

Para poder conocer cuan importante es este recinto, imagina que el libro más viejo que tienen es el escrito por Herodoto, el cual data de 1473 y lleva por nombre Los nueve libros de la historia, el cual debido a la fecha de publicación, es considerado un libro incunable.

¿Un libro qué?

Si no eres tan fan de saber todo lo relacionado con la cultura de los libros, te cuento que se le da este nombre a los libros que fueron hechos antes de 1500; es decir, que surgieron antes de la invención de la imprenta del alemán Johannes Gutenberg, mismos que eran escritos y dibujados a mano e impresos con la ayuda de placas de madera. De más está decir que este proceso era totalmente artesanal, por decirlo de alguna manera, muy lento y por ello, hay muy pocos en el mundo. 

-Es decir, ¿hacer un libro de estos implicaba hacer una placa de madera de cada una de las páginas?
-Sí, en cuanto a la formación de los textos, pero además por cada uno de los grabados; entonces, era un trabajo que llevaba años. Implicaba también hacer placas de madera por los elementos ornamentales del libro. Las capitulares también eran otro elemento que se imprimía aparte (…) Hacer un libro de estos tomaba por ejemplo una década. Eran talleres en los que no sólo una persona trabajaba, sino que era un gremio, tanto de los formadores, cajistas, grabadores, dibujantes e iluminadores y encuadernadores.

Además de eso, ¿cómo se puede identificar un libro incunable? Es un tanto sencillo: estos carecen de portada.

Al tratarse de un museo y de un acervo único, los libros están bien resguardados./FOTO: PERIPLO

Otras características de estos ejemplares es que cuentan con una marca de fuego, justo como la que suelen ponerle al ganado para identificarlo, sólo que en esta ocasión la función era para asegurar la permanencia del libro en su acervo original, pues mostraba a detalle el lugar de procedencia.

Como pasa con el ganado, los libros eran marcados con hierro caliente./FOTO: PERIPLO

Acervo único en el mundo

Ahora que conoces de qué va este término, la Biblioteca Palafoxiana cuenta con nueve libros incunables, lo cual no sólo la hace la primera biblioteca pública en nuestro continente, sino que además la convierte en una biblioteca con un acervo único en el mundo.

“Hay también otras joyas bibliográficas que, ya sea porque son únicas o porque hay pocos ejemplares o porque tienen otras particularidades, por ejemplo, están expurgados, censurados o tiene alguna otra característica diferente a un ejemplar que estuviera en alguna otra biblioteca del mundo”, destaca la doctora Jaramillo para explicarnos parte del acervo que en este recinto se encuentra.

Por supuesto que al estar delante de un acervo de esta magnitud, nos dimos a la tarea de preguntar cuáles son estos libros incunables y de qué va su contenido.

Las crónicas de Nuremberg, de 1493, es uno de los primeros best sellers de la época y, cuyas primeras páginas están dibujadas, no iluminadas, pero sí dibujadas, es bastante atractivo (…) Es la historia del mundo, está mezclada la historia pagana con la historia religiosa, entonces habla desde el Génesis hasta el Apocalipsis, pero integra pasajes de la historia pagana; es decir, los árboles genealógicos también, los monarcas, los mapas de las principales ciudades de Europa del siglo XV: hablamos de Praga, de Venecia… por supuesto el principal es la religión de Nuremberg, en Alemania.”

La biblioteca cuenta con nueve ejemplares incunables, los cuales son únicos en el mundo./FOTO: PERIPLO

Si te preguntas cómo es que un libro tan antiguo ha logrado conservarse al grado de poder estudiarlo y conocerlo a detalle, la doctora nos explica que, a pesar de conocérsele como papel, las hojas en las que fue impreso contienen una gran cantidad de algodón, razón que le ha permitido una mejor conservación comparada a la de un libro del siglo XX.

Un Atlas importante e impresionante

Por suerte, la Palafoxiana cuenta con uno de los primeros atlas. Su nombre es El teatro del mundo y fue hecho por Abraham Aurteluis en 1602. La característica de este libro, además de ser incunable, es que es uno de los primeros en retratar al mundo justo como lo conocemos en la actualidad.

“Este libro es una rareza bibliográfica porque para ser de principios del siglo XVII los mapas están en latín, pero el texto está en alemán, y eso es raro porque  aún no proliferaban las lenguas vulgares y hay pocos ejemplares en lengua vulgar.” 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por si hay otro diluvio…

Otro de los incunables que se encuentran en esta biblioteca es El arca de Noé que, aunque te parezca un tanto bíblico su contenido, cabe destacar que a la vista es una belleza. 

Este libro hecho por Kirshre tiene el objetivo de establecer con datos científicos la taxonomía de animales que deberían ir en el arca en caso de que un diluvio universal volviera a ocurrir.

Un dato relevante y a la vez asombroso es que Kirshre, un tanto adelantado a su tiempo, no sólo incluyó a muchas especies y sus características, sino que el texto de este libro se encuentra en varios idiomas, como el árabe o el griego. La razón es porque él, al desconocer la lengua que tuvieran los sobrevivientes, buscada difundir el conocimiento pese a este obstáculo.

Si te preguntas qué clase de animales eran los que tenían un espacio en el arca de Kirshre, te cuento que pudimos observar a un unicornio y otros animales fantásticos, no los de J.K. Rowling, sino unos más apegados a las especies que actualmente conocemos, como un rinoceronte con características especiales.

A modo de guardiana, el arca era seguido por una sirena, sí una mujer que además es mitad pez y que sólo cabe en la mitología.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

De apoyo para Hipócrates

Si pusiste mucha atención en la escuela, seguro sabes de sobra que Hipócrates es considerado el padre de la medicina. Pues los integrantes de Periplo creemos que parte de su legado quedó expuesto en el Tratado breve de medicina, el cual fue escrito por fray Agustín Farfán, quien además de religioso era doctor en Medicina.

Si es que estás estudiando medicina o el arte de conocer todo sobre el cuerpo humano y su funcionamiento, entonces tienes que consultar este ejemplar, que además se imprimió en nuestro país en el año de 1592.

FOTO: PERIPLO

“Este libro trata sobre todas las enfermedades que va encontrando en la Nueva España: cómo se trataban; cuáles eran sus síntomas, y cuál podría ser la medicina para curarla”, nos relata la doctora Jaramillo.

Si quieres conocer un poco del tipo de enfermedades que ahí se describen, te cuento que esto es lo que dice en torno al dolor de la ciática:

“El dolor de la ciática da en la conjuntura de la cadera y baja muchas veces por el muslo y no para hasta el pie.”

FOTO: PERIPLO

La Biblia no podía faltar

Al tratarse del acervo donado por el obispo Palafox y Mendoza, es un tanto lógico que su contenido sea mayormente religioso y por ello, la Palafoxiana presume orgullosamente el tener una Biblia que, además de ser considerada un ejemplar incunable es también una rareza.

“Esta Biblia Sacra, que está en hebreo, caldeo, griego y latín es uno de los primeros ejercicios editoriales por divulgar las lenguas vulgares y de los primeros ejercicios para traducir la Biblia a otra lengua que no fuera el latín y que se pudiera leer en otras lenguas también. Además, está impresa en Amberes, en uno de los talleres más importantes.”

Al estar en diferentes lenguas, esta Biblia también presume de tener un estilo editorial único, pues cabe destacar que cada una de las letras capitulares es diferente y el estudio de este ejemplar es y ha sido de gran ayuda para quienes se interesan por el diseño editorial.

“Es una rareza bibliográfica porque no todas las bibliotecas de América tienen un ejemplar como éste”, destaca Diana Isabel Jaramillo Juárez.

¿Ahora puedes comprender la gran importancia de esta biblioteca, que además se encuentra en nuestro país?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


“Cada uno de estos libros tiene una diferencia en comparación con otro que se conserve en otra biblioteca y por lo tanto su valor cultural es mayor.”

Doctora Diana Isabel Jaramillo Juárez. Directora de la Biblioteca Palafoxiana de Puebla.


Si quieres conocer este museo y lugar de consulta, al tiempo de presumirlo en tus redes sociales, esta es la información que debes conocer:

Dirección: Av. 5 Oriente 5, Col. Centro Histórico, 72000 Puebla, Pue.
Horario: de martes a domingo de 10:00 a 18:00 horas.
Costo:
-$40.00 entrada general
-$20.00 menores de 12 años, estudiantes, maestros e INAPAM con credencial, personas con discapacidad
-Entrada libre los martes
Facebook

¿Ya nos sigues en Facebook? Ahora puedes periplear desde tu móvil y no perderte nada de nuestro contenido con estos sencillos pasos:
1 visitas hoy