Convierte tus sopes y tacos al pastor en alimentos fit

Te dejamos 6 recetas para que no tengas culpa al darte tus antojitos
Ricardo Legorreta
Experience Maker
08.01.2019
Tiempo aproximado de lectura: 1 minuto 59 segundos

LA COMIDA TRADICIONAL de cada país se caracteriza por sus sabores e ingredientes de la región y si se trata de los antojitos mexicanos, no hay nada más que se le parezca, pues estos platillos están acompañados de mucho sabor.

Quesadillas, huaraches, pambazos, sopes y gorditas son un manjar que nada más de leerlos seguro ya se te antojaron, pero así como son una delicia, también contienen mucha grasa que después te pueden hacer sentir culpable por comértelos y echar unos kilitos de más. Es por eso que quiero compartirte 6 antojitos mexicanos muy nutritivos.

Los enemigos de los antojitos

Platiqué con el chef Charlie Rangel, de Fit Chef, plataforma dedicada al servicio personalizado de comida fit y me comentó que el principal problema de los antojitos mexicanos es el abuso en el consumo de carbohidratos y de grasas saturadas.

La base de las flautas, sopes, quesadillas, huaraches y de más antojitos es la masa, por lo que debemos cuidar las porciones y no exceder de 60 gramos; y si la masa es de nopal, mucho mejor, además hay que asar en lugar de freír.

Estos alimentos por lo general van fritos y acompañados de manteca o aceite reutilizado./FOTO: SHUTTERSTOCK

¿El aceite indicado?

El chef Rangel asegura que cualquier presentación de aceite en aerosol es mucho mejor, pues este ayuda a reducir el consumo de grasas en exceso. La ventaja es que se puede esparcir de forma uniforme con una pequeña cantidad.

En cuanto a la calidad de los aceites, existen algunos que no son saturados y resisten temperaturas altas, tales como los de aguacate, coco y uva. Ahora que conoces estos principios para restar los efectos negativos, te comparto 6 antojitos mexicanos que puedes preparar en casa con facilidad.

El aceite de oliva es muy bueno, pero a temperaturas muy altas se quema con facilidad y se satura./FOTO: SHUTTERSTOCK

1. Gorditas fit

Seguro que cuando andas en un tianguis o algún mercado, las gorditas de chicharrón escurriendo de aceite te hacen ojitos para comértelas y terminas comprando una, pero su grasa y exceso de masa te caerán pesado, por lo que hay una opción sana.

La recomendación es que en lugar de usar chicharrón prensado utilices lomo de cerdo magro molido y lo sazones con una salsa de guajillo y jitomate, y en lugar de masa de maíz, una de nopal sin exceder de 60 gramos y hacerla al comal.

Esta combinación le da el sabor exacto de una gordita tradicional y es más sana./FOTO: SHUTTERSTOCK

2. Sopes de maíz

A los típicos sopes agrega pollo deshebrado y frijoles semi refritos que puedes preparar con aceite en aerosol, ajo, cebolla, un toque de comino y chipotle.

Las salsas que uses para acompañar el sope no las hagas fritas, de preferencia asadas o en crudo. Utiliza quesos para espolvorear con alto grado de proteína como el cotija, panela y de rancho, que no son tan grasos.

La recomendación es comer máximo tres sopes miniatura o uno del tamaño de una tortilla./FOTO: SHUTTERSTOCK

3. Flautas

¡Qué ricas son! Pero también muy grasosas. En lugar de freír las flautas, se deben sazonar en una sartén anti adherente a fuego bajo para que no se quemen.

Ya sea de res o de pollo, elige cortes magros como la pechuga, centro de res o bola, que son cortes muy limpios y así reducirás la grasa. Recuerda incluir lechuga, guacamole y queso panela.

Entre más pigmentos blancos tenga la carne, significa presencia de grasa; entre más roja es más pura./FOTO: SHUTTERSTOCK

4. Quesadillas

Las famosas ahogaditas en aceite son las que más se antojan, pero obviamente tienen exceso de grasa saturada. La recomendación es comer quesadillas echas al comal sin incluir aceite.

Quizá eres fan del queso Oaxaca o panela, pero la mejor opción será el requesón, además tiene un alto valor biológico y es muy bajo en grasas.

Para hacer más sanas las quesadillas se puede agregar epazote, champiñones o flor de calabaza./FOTO: SHUTTERSTOCK

5. Molletes

Este antojito nos saca de apuros por la facilidad con que se puede preparar y para darle un toque más sano puedes hacerlos con pan artesanal elaborado con centeno o fibras integrales.

Pero el secreto de los molletes está en la salsa y el chef Charlie Rangel me dio su receta del pico de gallo. Debes poner jitomate, cebolla, cilantro, chile verde y agregar jícama y zanahoria picada; sazonar con un toque de olivo, vinagre de manzana, sal y pimienta; aportando un sabor delicioso y muy sano.

Se recomienda sólo comer dos molletes, es decir, el equivalente a un bolillo./FOTO: SHUTTERSTOCK

6. Tacos al pastor

Como México no hay dos y en cuestión de tacos mucho menos, pero si sientes muy pesados los de la calle, puedes hacer tu propio adobo con achiote, jitomate, cebolla, vinagre, canela, pimienta, y guajillo. Toda la mezcla sirve para marinar la carne, incluso una pechuga de pollo en filete y la asas.

Si quieres el sabor tradicional, puedes usar bistec de cerdo de lomo magro y asar en una sartén antiadherente./FOTO: SHUTTERSTOCK

Seguramente ya se te antojó todo, así que no esperes más y pon en marcha estas recetas que además de aportar mucho sabor, son más sanas y nutritivas sin necesitad de quitarle lo exquisito a los antojitos mexicanos.

¿Ya nos sigues en Facebook? Ahora puedes periplear desde tu móvil y no perderte nada de nuestro contenido con estos sencillos pasos:
1 visitas hoy